miércoles, 22 de abril de 2015

I C E B E R G

Te he mirado de lejos por si acaso te derrumbas a pedazos y me quedo sin saber qué hacer.
Eres enorme sin saberlo, porque yo aún no te lo he dicho.
He caído sin darme cuenta en un océano helado,
y ahora estoy buscando la letra de una canción que nos complemente y hable de nosotros
en dos o tres estrofas en la play-list de Andrés Suárez.

Lo imposible de nosotros empieza por "nos", por factores de "otros".
Pero caigo en la cuenta de que la responsabilidad es mía,
que la conversación cualquier día será inminente
y que ojalá ser irresponsable clavándote un "más" en un choque de miradas.

He pedido la baja por post-amor platónico, sin consultárselo al médico.
Rebeldía ilógica donde faltan palabras bonitas, y conversaciones de madrugada y besos en esquinas.

El sonido de cremalleras bajando de forma elegante,
tirones de pelo sin violencia,
Moraima envolviéndonos.

Voy a soñar hasta que venga la puta verdad a hacerme la zancadilla o a retarme a un pulso.
Iceberg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario